Archivo | mayo, 2010

Lena on Love

29 May

Tonight is the Eurovision song contest and I feel compelled to write something about this because of a babble that got stuck in my head.

Germany’s contestant is a young girl named Lena and she is said to sing a song about love.

The lyrics of the song are in english, consist of the word “love”, and a few statements regarding the issue; like the person’s incapability to remain quiet about this to her love or be without the other person’s love, it even goes as far as saying the one in love did her hair as a consequence of her feelings.

Lena recites those feelings in the most indifferent and detached matter, the words are not much to work with but it doesn’t help that her speaking tone also happens to be her singing tone. Her behaviour is so mechanic that during the acoustic performance of the song her tense wobbling made her voice sound like she was being repeatedly hit on the back.

From what I heard the contest is made out of simple acts for friendly costumers (exceptions?, Lordi perhaps?), but it’s not exempt of a good amount of incredibly talented people with great voices and some decent compositions.
So it’s difficult to think of a reason why somebody thought Lena was “fresh” just because she’s not old, even Miley Cyrus has more passion talking about the Bible through her twitter than this Miranda Cosgrove look-alike.

Girl is as dead as the mainstream music industry.

Anuncios

SAPTEL II

6 May

De forma regular se presenta en los noticieros cápsulas informativas sobre el servicio de SAPTEL; se entrevista a el director en turno, hablan con los voluntarios y dan el número de teléfono por si alguien está interesado en llamar.

Así pues, ¿qué es SAPTEL?

El plan original es que fuera una línea de ayuda para personas que están en crisis y planean suicidarse, se podría hablar con personal capacitado y el apoyo sería gratuito.
Hace como 8 años resultó un buen refugio para estudiantes que quisieran hacer su servicio social sin dedicar mucho tiempo o esfuerzo a dicha tarea.
Actualmente… no se que sea, pero me da la impresión que son una empresa líder a nivel mundial en recrear escenas de películas muy taquilleras de los años 70’s en las que cualquier problema era solucionado por un entrenador deportivo que gritaba incoherencias.

Hace unos días salió al aire, durante un reportaje reciente sobre SAPTEL, la llamada de un hombre que planeaba suicidarse en la habitación de su hijo, la conversación fue más o menos así:

Suicida potencial: Tengo el arma aquí en mi mano, ya no quiero seguir
SAPTEL: José, ¿Tienes una revista cerca?
Suicida potencial: eh, no se…
SAPTEL: Busca una revista
Suicida potencial: ¿Para qué?
SAPTEL: José, toma la revista
Suicida potencial: …
SAPTEL: ¡José, quiero que tomes la revista!
Suicida potencial: Sí, ya la tengo
Suicida potencial: José, quiero que golpees la cama con la revista lo más fuerte que puedas

Ojalá hubiera estadísticas de cuantas personas se suicidan después de llamar a SAPTEL.

De los bienes, el menos

6 May

Escena uno: Una señora casada tenía relaciones sexuales con su esposo mientras su amante escuchaba por teléfono celular.
Escena dos: Una señora vestida con un traje de latex llenaba de juguetes sexuales su cama y arrojaba a su novio sobre ella.
Escena tres: Volvemos a la escena de la esposa pero en esta ocasión el amante cuelga.
Escena cuatro: La misma escena de la del latex quien ahora está moviendo unos dildos en la cara del novio.

La serie se llama “Bienes Raices” y al parecer no están interesados en atraer audiencias con recursos fáciles como el sexo, sino que tratan de hacer sentir importantes a las mujeres con imágenes de mujeres eligiendo con quien tener sexo.

El mismo caso ocurre con una “nueva serie” llamada “Las Aparicio”, tras una larga lista de emblemas por demás artificiales hablando del valor de una mujer por sí misma y no por sus relaciones con los hombres, brotan un montón de escenas de mujeres simulando relaciones sexuales, bailando en un tubo de “table” y posando en ropa interior.

Muy curioso ese supuesto efecto feminista de dejar de ser mujer-objeto para poder elegir ser mujer-objeto.
Yo mejor pediría que programen “Por tus pujidos nos pillaron” para que al menos valga la pena el sacrificio de ver televisión.