Archivo | Evolución RSS feed for this section

1a Mega-Marcha Contra la Imposición

26 Jul

La primera es una imagen de uno de los papeles que una señora de la tercera edad estaba repartiendo entre las personas que nos encontrábamos en la calle Madero.

Anuncios

Dicho al Hecho

4 Jul

Les dije que la pregunta no era si habría fraude, sino qué haríamos después de ello.

Los partidos y burócratas del IFE son la misma CORRUPCIÓN del sistema político Mexicano, los ciudadanos haremos el cambio. ¡TODOS FUERA!

Lo triste no es que el IFE sea corrupto, lo que me duele no es el país, lo que me preocupa no es la clase pudiente, aquí lo único en lo que quiero es en ver de qué estamos hechos como nación, y cuántos de nosotros estamos dispuestos a tomar decisiones difíciles, e incluso dedicar nuestro tiempo para que las cosas cambien.

En mi casilla hubo irregularidades graves, ya las reporté a las páginas ciudadanas correspondientes.

Y ahora el problema no es encontrar la información, sino que es TANTA que hasta cuesta trabajo difundirla.

Más fácil: https://twitter.com/#!/Estridentista

  • Inconsistencias estadísticas del PREP
  • Errores en las sábanas y los resultados oficiales
  • Venta de votos PRI-Soriana
  • Somos más los Mexicanos que NO damos asco

“No Necesita Azúcar”

28 Oct

Existe un serio problema con la alimentación de los Mexicanos, pero no es culpa de los alimentos, sino de los productos que se hacen pasar por ellos.

Vamos a decirlo claro: Las personas están consumiendo una importante cantidad de químicos, grasas y azúcares disfrazados de comidas y bebidas.

Pero hay que decirlo más claro: Las grasas y los endulzantes naturales son absolutamente necesarios para el buen funcionamiento del organismo, eliminarlos o catalogarlos como nocivos puede acarrear graves trastornos a la salud.

No obstante se ha insistido en que lo más conveniente es eliminar las grasas y los carbohidratos como medida para controlar el peso, sin tomar en cuenta que la mayor parte de la gente de cualquier manera no está consumiendo grasas animales o vegetales, sino producto de un proceso de hidrogenación, esto es, sustancias que no se encuentran en esas condiciones en la naturaleza sino que han sido alteradas por el hombre.

Lo mismo ocurre con los azúcares, el aspartame es un ejemplo de ello, pues es un componente químico que proporciona un sabor dulce a quien lo consume pero ningún beneficio nutricional.

Durante décadas se ha cuestionado el uso de aspartame para consumo humano, y desde que yo tengo memoria se han ponderado los supuestos beneficios de los endulzantes artificiales como panacea para los comedores compulsivos, y personas que quieren estar delgadas sin hacer ejercicio alguno y con la posibilidad de “comer todo lo que quieran”.
Incluso he encontrado algunos debates en los que personajes “conocedores” hablan sobre la falta de evidencia de que la vida de antes, más natural, fuera realmente más benéfica, como si la enorme cantidad de personas con obesidad y el cambio en las causas de mortandad de la población mundial (en la que las enfermedades crónicas como la diabetes van a la cabeza) no fueran suficiente evidencia.

Es por eso que me parece de lo más alarmante que TODOS los polvos saborizantes para agua tengan aspartame, especialmente si se toma en cuenta que la mayoría está dirigido a la población infantil.

Uno de los puntos clave en los hábitos alimenticios actuales es el que las personas ya “no tienen tiempo para comer”, lo hacen caminando en la calle, parados en los andenes del metro, o mientras trabajan. Y si eso hacen los adultos con ellos mismos, ¿podemos esperar que traten diferente a sus hijos?
Preparar agua de sobre para beber es una opción que se ve como más moderna, adecuada al estilo de vida corriente, en el que el esfuerzo debe estar enfocado a la comodidad y el placer, incluso por encima de cualquier tipo de desarrollo personal.

Los daños a la salud que se cree ocasiona el consumo de aspartame no se han difundido de manera importante a pesar de su contundencia y severidad. Recuerdo que el periódico El Universal publicó hace como 7 años un estudio científico en el que se notificaba que los endulzantes artificiales tenían un impacto negativo en el organismo ya que se acumulaban al no poder ser procesados como ninguna sustancia conocida, un estudio similar se publicó este año, lo que deja ver que estos episodios son cíclicos: Científicos dicen que es algo serio, un grupo más sale negándolo.
Los experimentos han sido llevado a cabo en ratas, porque a diferencia de las empresas que venden productos endulzados con aspartame, los investigadores no han realizado trabajos con humanos, pero los resultados han registrado problemas que van desde los trastornos intelectuales hasta el cáncer.

Hace más de un año, con la firme intención de hacer esta entrada, compré varios sobres de endulzantes, me faltó el Kool-Aid que también contiene aspartame. Los probé todos y como aún recuerdo cómo sabía el TANG de hace 20 años quiero decir que los polvos actuales son repugnantes. Todos tienen un “no sé qué” que deja una sensación de cosquilleo metálico en la garganta.
No me gusta el agua sola, pero si tengo flojera de hacer agua de sabor prefiero hacer dos litros de té para tomarlos con un chorrito de leche antes que volver a probar uno de esos polvos artificiales.

El Subdesarrollo

8 Ago

Último día “libre”, mañana a muchos jóvenes les cambia la vida, y por primera vez pisarán la universidad como estudiantes.

No todos queríamos ser universitarios, y está bien que nadie sea obligado a ser algo que no quiere, pero quedarse en una sola etapa es completamente patético; sobre todo cuando ésta ya se fue.
Veamos algunos casos recientes:

– Hugh Hefner, dueño de la primera revista pornográfica de difusión masiva, fue plantado por su “novia” de 24 años hace algunos meses. La joven, en un afán de buscar publicidad, declaró en el programa de Howard Stern que Hefner era, sexualmente hablando, justo lo que parece: Un viejillo.
¿Cómo respondió Hefner?, como todo lo contrario: Cual jovencito acnéico de 17 años con un ego herido, diciendo que se había acostado con ella muchas veces, que el sexo había estado muy bien, y que se sentía muy contento con sus nuevas novias.
El hombre tiene dinero, fue exitoso en su empresa, viajó, se publicitó, pero la dignidad nunca llegó.

– Maribel Guardia, una señora con unos genes privilegiados y de una belleza natural que ya quisiera Madonna (otra que no se sabe comportar más que como adolescente insegura), se presenta en una serie de comerciales, con la cara llena de botox, a criticar las fotos de señoras que, “ugh”, han envejecido.
Y echa el rollo, que si tener la misma edad pero sin parecerlo, que si tratar de verse de la mejor manera por el mayor tiempo posible, bla, bla, bla. Me imagino que se ha visto en un espejo, pero dudo que se haya tomado el tiempo de compararse con otras personas; incluso el idiota que hizo el guión del comercial tuvo que haber estudiado lo suficiente como para aprender a manipular los miedos de las señoras de edad, pero prestarse a explotar esos miedos con un fin económico es, como ya lo he dicho muchas veces, atroz.
¿Quién le dio a Maribel Guardia el derecho de criticar a los demás?, ¿quién la creer superior sólo por ser físicamente atractiva?, ¿y el talento?, ¿la creatividad?, ¿la empatía?
Alguien con tantas carencias siendo la portavoz de los “ideales femeninos” es un chiste. ¡La mujer canta una mutación de “Viva la pappa col pomodoro”, por amor de Dios! Ni mi sobrinita de 6 años se sentiría cómoda cantando algo sobre papas con tomate…, pero no estamos hablando de Justin Bieber (aún).

– Jeniffer Lopez, no es propiamente un caso de “hacerse viejo sin haber crecido”, pero esa canción de la Lambada (“On the Floor”) es una digna representante.
No sé cómo empezó todo esto de “voy a tomar una parte de una canción exitosa de hace 20 años, la voy a vender como si fuera un sonido nuevo y me voy a hacer millonario” pero creo que tiene todo que ver con la tristeza que la mayoría de las personas sienten cuando el tiempo va pasando.
Todos lo antiguo se relaciona con un momento en el que invariablemente fueron más jóvenes, ya sea la infancia, adolescencia o incluso una edad “menos adulta”. Entonces, todo lo viejo es aceptado, pero para evitar el lógico contraste con la realidad (que el pasado ya fue y el tiempo no vuelve) se les dice que el producto es actual. Lo mismo pasa con las modas; ropa, peinados, diseños de carros. Se hace un énfasis en la tecnología como privilegio para alcanzar ese estado en el que se pueden seguir repitiendo ciclos.
Claro, cuando escuche el estribillo del “laaaaa, lara lara” dije: “qué bien, tomaron una buena parte de la canción brasileña y seguro invirtieron miles en un producto que redituará millones”, pero me llevé una enorme decepción cuando escuche la canción completa y me di cuenta que los mismos 8 segundos se repetían, y se repetían, y se repetían. Lo peor es que también se repetía esa frase de “Dance the night away” popular hace 30 años…

Mi consejo: A bailar algo que valga la pena.

La escuela del siglo

29 Jun

No fue recientemente, pero con motivo del aniversario de la Academia Maddox del Estado de México, Cristina Pacheco en “Aquí nos tocó vivir” fue a dicho recinto a realizar entrevistas.

Los niños están en desarrollo y por lo tanto sus opiniones no siempre son maduras, pero los adultos son (o deberían ser) plenamente conscientes de la lógica detrás de lo que expresan y de los fundamentos en los que basan su razonamiento.

Así fue como pasamos de: Un grupo de niñas que repetían los valores inculcados, a una mujer adulta que repetía los principios de la educación que parecían revolucionarios hace un siglo.

No recuerdo el nombre de la persona, pero era la directora de la Academia, y a la pregunta de por qué aunque ahora que ya aceptaban impartir clases a niños los mantenían separados de las niñas la mujer indicó que el aprendizaje era distinto, ya que las niñas maduraban más rápido, además de que éstas últimas eran más afines al reconocimiento, mientras que a los niños les cansaba escuchar que hacían las cosas bien y eran más prácticos.

Ante semejante bomba la expresión de la pobre Cristina era como si estuviera reprimiéndose de aventar a la mujer una edición especial de todo el trabajo de Jean Piaget.

Ignoro totalmente de dónde sacó la señora directora esa teoría, pero me sorprende enormemente que aún hoy existan personas que sigan creyendo que las niñas “maduran más rápido” cuando está por demás difundido que dicha maduración se refiere solamente al estado físico.
Y no sólo eso, corrientes del aprendizaje que van desde la neurofisiología hasta el constructivismo señalan a la motivación como un elemento necesario para el aprendizaje; decir que los niños varones no requieren de este punto sería como argumentar que no necesitan de la memoria o del lenguaje.

Aún suponiendo que se refiriera a una necesidad de motivación distinta, la afirmación va en contra de los postulados de los grandes revolucionarios de la educación de los últimos 150 años, ya que gracias a trabajos como el del antes mencionado Piaget, así como de Vygotsky, Rogers, Coll e incluso Skinner, se difundió que las diferencias en el aprendizaje están definidas por procesos internos individuales que en ningún momento se distinguen por el género. Así por ejemplo, un aprendizaje significativo depende del contexto, del entorno, de los conocimientos previos y de la manera en que el material puede adaptarse a todos esos elementos, cuyo desarrollo y administración está relacionado al trabajo que cada alumno haga con sus recursos, mas no con las expectativas que su grupo social les haya asignado.

¿Cómo es que una mujer que no aprobaría un examen de primer semestre de pedagogía en la UAM puede ser directora de un colegio tan prestigioso?
La culpa no la tiene el indio, aunque sabemos que es poco probable que los padres de familia tengan un conocimiento sobre las teorías del desarrollo infantil (y no tienen por qué saberlo, para eso se supone que están dejándolos en manos de personas con los estudios adecuados), es preocupante que se dé por sentado que un maestro es capaz de enseñar sólo porque cobra muy caro.

Si así están las escuelas con alto índice de demanda, ¿qué esperamos de la educación pública? Gracias a los discursos de Elba Esther Gordillo (la del virus HLNL) creo que podemos vislumbrar que son tristemente similares, el rezago es generalizado, ahora las escuelas privadas sólo ofrecen el beneficio extra de enseñar inglés y un incongruente sentimiento de superioridad.

¿Crisis en la TV?

31 Ene

Esta semana varios programas de análisis de los medios de comunicación alertaron sobre una catástrofe de la televisión mexicana llamado “Laura”, y su igualmente trágica contraparte, un espacio conducido por Niurka.

Debido a los antecedentes de la señora Laura Bozzo, a favor del corrupto y violento régimen de Fujimori, no es de sorprender que los conocedores del poder de los medios hayan expresado su miedo y enojo tan abiertamente, a fin de cuentas estamos hablando de un instrumento gubernamental con un enorme alcance y potencial. Por supuesto, Televisa siempre ha sido una empresa al servicio del dinero, sin importar de dónde viene o hacía donde va: sea limpio, sucio o lavado, les interesa no perderlo y ya; sin embargo muchos llegaron a creer que los programas específicamente diseñados para promover un estado corrupto o asesino se habían quedado al menos 40 años atrás.

Pero la situación actual de la industria del entretenimiento masivo es algo que ya se veía venir, desde el pacto de Fox con las televisoras, desde la campaña negra del PAN y los empresarios para las elecciones del 2006, lo he dicho antes y lo vuelvo a preguntar: Ante semejante panorama, ¿qué pensaban que iba a ocurrir?, ¿que la sociedad iba a reaccionar?, ¿que los medios iban a reconsiderar sus malas acciones?

La verdad es que sólo estamos viendo las consecuencias lógicas de la falta de interés por un verdadero cambio. La era más reciente es de atajos, porque ha sido más sencillo sentarse a escuchar un prometedor discurso presidencial por la tele que ir al Zócalo a exigir que se respetaran los derechos, las libertades, o presionar para obtener la renuncia de algún funcionario. Hasta los medios saben que no pueden pedirle más a la gente que donar $20 durante una maratónica dosis de espectáculos basura. A nadie le importaban los indígenas de Chiapas, pero la música de Maná puede ser escuchada en Suburbia sin problemas, lo mismo va para el redondeo, e incluso para los cada vez más numerosos mendigos del metro; a la mayoría de la población no le pesa dar $5 con tal de quedar ese día con la conciencia tranquila de que hicieron algo por sus semejantes y por ellos mismos.

El despertar de una parte de la población es inminente, ya es momento de dejar de soñar con que vivimos en un país de personas que requieren algo más y que están cansadas de ser rehenes de toda clase de personajes que sólo se mueven por un interés personal, la realidad es que millones están por demás felices de permanecer en la ignorancia y seguir heredando la mediocridad, no requieren programas “inteligentes”, ni notas periodísticas que generen una reflexión.

Millones, la mayoría, no podía estar menos interesada en si los muertos no son narcos o si la crisis económica es exclusiva de los Méxicanos, la vida es un espacio pequeño en donde apenas si hay lugar para un par de programas de tele y algún chisme local.

Un juego de pelota

23 Jun

Cada cuatro años es lo mismo para le selección Méxicana de fútbol, pero en esta ocasión a alguien (Jose Ramón Fernandez) se le ocurrió mencionar publicamente que cada cuatro años se infla ese equipo con el fin de explotarlo comercialmente. Gran parte de la población le creyó pero, desgraciadamente, el azar no estuvo del lado de la razón.

Verde
El espectáculo fue mayor que en otros años, se contrató a el entrenador de la selección para un proyecto que supuestamente tendría tanta importancia como la revolución y la lucha de independencia. El hombre invitaba a la población a unírsele en este gran evento.
El gobierno y las televisoras también se colgaron de la fe y desesperanza de millones de mexicanos y los llamaron a consumir infinidad de productos inútiles para demostrar su solidaridad con el equipo.

Blanco
Iniciaron las interminables horas de transmisiones de espectáculos baratos, reportajes tan exóticos que cualquiera pensaría que se filmaban en las zonas más pobres de nuestro país o con los representantes más conservadores de la religión católica.
La selección jugaría contra un equipo Francés totalmente devastado y peleado con su propia prensa; el triunfo llegó y con ello los enfrentamientos entre realistas y fanáticos, estos últimos reclamaban su derecho de soñar en paz, sin personas negativas tratando de convencer de lo obvio.
Y era el momento que gobierno y empresas habían deseado, una gran oportunidad de capitalizar un “triunfo histórico”, un evento irrepetible con imágenes que se reproducían más de 20 veces por programa: La selección nacional había ganado un partido.

Rojo
El fútbol es religión en algunos países y la mayoría no veíamos la necesidad de poner resistencia ante tal hecho, sin embargo las escenas de aquel triunfo eran preocupantes; se reflejaba la ansiedad y el miedo, sobretodo en algunos niños.
En las escuelas los pequeños saltaban desesperados y miraban a los adultos tratando de entender como es que debían reaccionar; en la valla del zócalo, frente a las pantallas gigantes, una niña celebró el gol con un grito de angustia.
¿Qué pasaría cuando la selección no cumpliera sus expectativas? Llegó ese día, ni siquiera una semana después.
Parece que en efecto, realmente no esperaban que algo así pasara y quisieron seguirle la corriente a un Cuahutemoc Blanco que decía “esta selección va a ganar el mundial”, ¿cómo?, ¿por qué?, ¿es que acaso no vieron el nivel de juego de Brasil, Alemania o Portugal?
No es negación, es ceguera y son ganas de contagiarla.

Así es como para muchos ayer fue el regreso a la realidad, realidad de la que millones nunca salimos pero tampoco disfrutamos viendo como otros la abandonaban envueltos en una bandera de ridiculez.