Deambulando

19 Feb

Es terrible lo que cualquiera puede ver en los medios en estos días.

Me dan flojera las telenovelas (excepto por “El cristal empañado” o “Pasión y poder” me fascinaban) pero al cambiarle de canal todos los días me entero un poco de las tramas.

La más reciente fue de “Peregrina”, un chavo trata de matarla, le dice que lo hará si ella se va con otro, la vida de ella esta en manos de el, nada puede hacerse, ella solo llora.
Pasan los años, quien sabe como el la deja ir, ella se casa, su marido resulta un vengador (que original) y su salvador es ahora el chavo del principio quien ha hecho fortuna.
La chava se emociona, ahora si la va a hacer ya entendió que ese otro hombre la quiere.
No se que clase de tarada se queda en una relación con un hombre abusivo solo porque no encuentra otro mejor o porque las penas con pan son menos.
Y luego se preguntan de la violencia intrafamiliar y el gobierno gasta millones en enseñar a las mujeres que el ser golpeadas o “celadas” no es nada maravilloso.

Por cierto, que cuando el mundo regresa Latino America apenas va. En el primer mundo ya se conoce un significado homogeneizado de la palabra “feminista” y por estos lares las mujeres saltaron del papel de ser golpeadas a ser ellas las abusadoras.

Le doy unos años, al ver fracasar ese plan guarro de liberación (por no estar equilibrado) volveremos a como se vivía hace 50 años.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: